Día de Caza

Me despierta un roce en uno de los hombros, sacándome de la pesadez natural del sueño, me siento inmersa en una nube de humedad y calor. Lentamente abro los ojos cuando vuelvo a sentir el rozamiento, ahora en el cuello, más insistente, y es cuando identifico la fuente del mismo. Es una de mis compañeras incitándome a despertar, pues el hambre colectiva es imperante. 

Noto cómo se mueven mis orejas, se activan, espantan a las moscas que se paran en la punta.

Cuando logro enfocar la mirada, veo el extenso suelo, infestado de pasto silvestre frente a mí, y las columnas de aire caliente bailando muy despacio hacia el cielo. Soy consciente del estirar de cada una de mis falanges y me ocupo de retraer las garras. 

Miro al cielo, y a la distancia descubro grandes y pesadas nubes grises que ansío carguen con lluvia. Rasco mi cara con las dos patas delanteras, con la rugosidad de la parte inferior de ellas, llevándose los restos del largo sueño de la madrugada. Mientras bostezo y aspiro una gran bocanada de aire caliente, recargo mi cabeza en el cuello de mi compañera, fortaleciendo nuestro vínculo aún más; la sombra del árbol bajo el que estamos recostada es bienvenida y por los bajos gruñidos que escucho detrás mío, sé que nuestras crías están jugando como una pequeña distracción ante el hambre. 

Con una mirada, mi compañera y yo abandonamos la dulce comodidad de la sombra de nuestro árbol y empezamos la caminata en búsqueda de la comida para nuestra manada. 

Siento el vaivén de mis hombros con cada paso que damos, el balanceo de mi cola y cómo las espigas del crecido pasto rozan cada parte de mi cuerpo y se atoran en mis bigotes. No estoy segura de cuánto tiempo caminaremos hasta encontrar comida. Llevamos dos días sin comer. Nuestras energías se van debilitando con cada minuto que pasa. Cómo me gustaría que lloviera o que fuera de noche, así por lo menos descansaría del asfixiante calor que nos rodea. 

Continúa nuestra caminata y siento cómo palpita mi lengua contra los dientes, procurando respirar aire un poco más fresco y súbitamente, veo las orejas de mi compañera cambiar de dirección. 

Encogemos nuestra cabeza hacia los hombros y caminamos con cautela, acercándonos poco a poco hacia donde ella detectó una oportunidad, es entonces cuando lo noto, lo huelo. Hemos encontrado nuestra comida. 

Conforme nos acercamos a nuestra presa, voy identificándola, y escucho sus pasos. Aún no se ha dado cuenta que estamos cerca, el pastizal nos oculta de manera perfecta. Caminamos cada vez más y más rápido, con el corazón latiendo fuerte, seguro y lleno de emoción ante la caza, y la inminente comida. 

Antes de que pueda terminar de comprenderlo, tenemos a un impala enfrente, intentando escapar de nosotras, pero no podrá. Mi compañera espera a que ataque las piernas para que ella pueda ocuparse del cuello. Todo pasa muy rápido, así que se requiere de toda nuestra atención. Logramos cazar, y el dulce y cálido sabor de la sangre hace que todo haya valido la pena. 

Ahora, vamos caminando con nuestra presa de vuelta a la manada, a nuestro árbol. Llegamos y es un festín, todas comemos sintiéndonos contentas y con energía renovada. 

En cuanto terminamos el banquete, dejamos las sobras y nos refugiamos nuevamente en la sombra, sintiendo la brisa de la lluvia inminente en nuestra piel; las crías se ponen a jugar con nosotras mientras nos recostamos en los costados de la otra. Disfrutamos del final de nuestro día, y poco a poco, dejamos que el sueño nos atrape y nos lleve. La noche me invita a prepararme para la aventura del próximo día.

Autora: Jesica Lara, nacida en 1994, de la mezcla entre una chilanga y un veracruzano. Fotógrafa, pseudo-publicista y escritora de tiempo completo. Eternamente interesada en el feminismo, la historia y la gran complejidad de la psique humana.

Ilustración: Por Paula Bonet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s