Melancolía Alada

La tarde fría, con su melancolía a cuestas terminó por cubrirme con una sensible tristeza. A la ventana de mi cuarto se posó una pequeña ave con plumas rojas en el pecho, sus ojos reflejaban la decadencia de la gente que habita la ciudad, sus plumas ágiles y brillantes se entorpecian por las pesadas gotas que la lluvia regalaba a sus súbditos.

Entró en mi habitación y en la cima de un librero escogió el lugar para reposar, lo contemplaba, ¡era increíble la belleza que emanaba!, la cual desprendía y moría en la vida de asfalto, basura y aire turbio que la ciudad brindaba a sus inquilinos de toda especie.

Miró mi rostro y sentí empatía, sacudiéndose la vergüenza citadina, voló agilmente y una necesidad abrazadora me impulsó a seguirlo, me coloqué el abrigo rojo, bajé tan rápido las escaleras como quien sigue un sueño, un amor, abrí la puerta y ví gustosa como se perdía en el cielo, lo observé, se alejaba y extendía sus diminutas alas como si fuera un halcón, un águila, me mostraba airoso su pequeña y orgullosa envergadura. Al caminar pensando en el ave mi pueril tristeza pereció, el aire seducía mi cabello, e imaginé por un momento recorrer el cielo gris, contaminado, hostil, y aún asi disfrutar la fortuna de mi existencia, surcar el viento y ser rey de la vista aérea. En esa tarde húmeda y sin sabor, una párvula moraleja emplumada me mostró lo que es vivir contra el mundo vil y sus trampas oscuras.

Al regresar a casa, una frescura necessaria invadió mi ser, mi cuarto y mi pensamiento, este día no morirá y ahora escribo sobre la pequeña ave de plumas rojas en el pecho.

Autora: Ana Cristina Espitia, pasante de la carrera de Historia por la Facultad de Filosofía y Letras (UNAM). Ha trabajado en proyectos sobre la conservación del patrminio cultural de la ciudad de México en la Secretaria de Cultura. Colabora con ensayos sobre las culturas globales en el “Museo Virtual del Mundo” y en la revista de la Facultad de Filosofia y Letras Nueva Epoca, sus intereses académicos van sobre el estudio del México Contemporáneo y la difusión de la Historia. Escribe  poesía, crónica literaria, minificción, poemínimos, reseñas y ensayos.

Ilustración: Teresa Such

Un comentario en “Melancolía Alada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s