Cosas que mi hermana me pregunta

Anoche mi hermana me preguntó si los feminicidas tienen alguna predisposición genética que los lleve a ser violentos. Es decir, ¿los hombres matan por naturaleza o es un asunto cultural?

Entiendo de dónde viene la duda, pues nuestro entorno refuerza la idea de que la masculinidad es violenta por naturaleza. ¿A poco no siempre nos machiexplican que “los hombres tienen más testorena, y por eso, son más altos y violentos”? (noten la falsa correlación de la altura y la violencia). Y aguas porque el daño que nos ha hecho ese razonamiento se refleja en los 11 asesinatos de mujeres diarios en México; los feminicidios no son naturales.

Sin embargo, vivimos en una sociedad que justifica violencia de género. Se permea en nuestras conversaciones y razonamientos cotidianos convirtiendo la violencia en un asunto “natural” que se refleja en frases como “es que estaba enojado y, por eso, la golpeó”; como si el enojo fuera una posesión del demonio en la cual se pierde total control sobre el cuerpo. Pero, ojo ahí, normalizar la violencia de género nos habla de una estructura en donde es más cómodo justificar la violencia que aceptar la dignidad de las víctimas. ¿Perdemos la capacidad de consciencia cuándo ejercemos dolor?

No nos engañemos. Los seres humanos tenemos la capacidad de saber cuándo estamos ejerciendo dolor a otro ser vivo. La gente que mata, sabe que está matando, la gente que viola sabe que está violando. Es verdad, que muchas veces, no saben las consecuencias del acto o esperan salirse con la suya, pero la violencia siempre es una decisión.

Decidí escribir este texto porque discutiendo el tema con mi hermana fuimos detectando muchos de los razonamientos que se utilizan para justificar la violencia de género. Me gustaría compartirlos porque detectar falacias en el discurso que hemos normalizado nos pueden ahorrar mucho dolor.

  1. “Es que los hombres tienen una predisposición biológica y, por eso, asesinan”.

Llamemos a las cosas por su nombre. Esa “predisposición biológica” que impacta en su mayoría a hombres y los lleva a matar mujeres no es otra cosa que misoginia. No nos confundamos, la misoginia no es natural, es aprendida y reproducida. Y no existe ningún gen que solo carguen los hombres y, que por naturaleza, los lleve a matar mujeres. Las feministas no estamos peleando contra la naturaleza humana, sino contra una cultura misógina que a diario nos asesina.

  1. “Es que es un violador/pederasta porque lo violaron de chiquito”.

Según el INEGI el 70% de las mujeres en México ha sufrido algún tipo de violencia sexual. Sin embargo, ese 70% de mujeres que han sido víctimas, no se convierten en agresoras. No niego que es muy probable que un pederasta haya sufrido violencia sexual en la infancia, pero eso no lo condena a tener que replicarlo. Muchas de nosotras hemos sufrido violencia sexual y, no por eso, abusamos sexualmente de otra gente. Ser víctimas no te da el derecho de convertirte en victimario.

  1. “Es que la violó porque estaba alcoholizado”.

¿Y? El alcohol no tiene ninguna sustancia que convierta a los hombres en violadores, ni a las mujeres en las culpables de las acciones del hombre. Más bien vivimos en una cultura, donde esa excusa los exime de sus responsabilidades. Si esto fuera cierto, si el alcohol tuviera alguna substancia que alterara la mente de las personas para ejercer violaciones, entonces las violaciones se ejercerían en ambos géneros. Pero, las mujeres no violamos cuando estamos pedas, entonces ¿por qué se lo deberíamos de permitir a los hombres?

  1. “Es que la golpea porque tiene una enfermedad mental”.

Además de que esta excusa estigmatiza a la gente con enfermedad mental, también es completamente falsa. Una vez una amiga, me dijo “sí, soy bipolar, pero es no es excusa para ser culer*”. Y, en efecto, la gente con enfermedad mental no está poseída por un espíritu machista que los obliga a tratar mal a las morras. A nadie se le justifica golpear a alguien porque es “neurótico” o “bipolar” y, de hacerlo, tampoco se les puede redimir de las consecuencias.

  1. “Es que es violento cuando se enoja”.

¿Es válido estar enojadx? Sí. ¿Es válido ejercer violencia cuando se enoja? No. Como dije al principio, el enojo no es una posesión del demonio que nos quita el control sobre el cuerpo. El enojo es una emoción. TIP: tómate un “time out”.

  1. “Es que es violento porque me ama”.

¡Focos rojos! Amor no es dolor. Ya sé que a muchas de nosotras nos educan haciéndonos creer lo contrario. Pero no somos sacos de boxeo para andar aguantando maltratos. Te pega, te vas. No existen los crímenes pasionales, existen los feminicidios.

Es momento de exigirles a los agresores que estén a la altura de sus acciones. Ya basta de defender una estructura en la que pisotean la dignidad de las víctimas. Morras, les escribo lo mismo que le dije a mi hermanita porque ustedes también son mis hermanas: LA VIOLENCIA SIEMPRE ES UNA DECISIÓN no permitamos que nos hagan creer lo contrario para callarnos y convertirnos en cómplices de un sistema que nos oprime.

Agradezco a las psicólogas Cristina Arriaga y Azalea Marrufo por ayudarme a desmenuzar este tema e inspirarme a escribir sobre él.

 

Sobre la autora: Con tres obras literarias publicadas, Priscila Palomares, es una de las escritoras contemporáneas más jóvenes de México. Su literatura toca los temas de género y la violencia. Publicó su primera novela, Champú (UANL) en 2017. Y su más reciente libro Ecografías (Cuadrivio) se publicó en 2019. Ha sido conferencista en temas de literatura y feminismo. Tiene una fuerte vocación por las luchas sociales, siendo co-fundadora de la A.C. #AcosoEnLaU, una organización feminista que busca erradicar el acoso y hostigamiento sexual al interior de las universidad con presencia en 10 Estados de la República y Colombia. Su trabajo literario y activista ha sido reconocido con diversos premios, destacando Premio Mujer Tec (2019)

Ilustración de: Cecilia Ruiz

Un comentario en “Cosas que mi hermana me pregunta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s