Saldremos de nuevo

México vive la fase 2 de la epidemia de coronavirus,  escuchamos en los medios de comunicación decir a López-gatell que estamos en horas fundamentales para disminuir lo más posible la curva de contagio, escuchamos hablar de la sana distancia, del lavado de manos, del quédate en tu casa,  pero pensemos ésta última frase tomando nuestra particular experiencia como mujeres, están las que, como mis hermanas, no pueden parar y continúan desplazándose a sus centros laborales en medio de la crisis sanitaria, viviendo cotidianamente la incertidumbre de no saber qué medidas tomarán las empresas dónde trabajan, si es que el rumor de que la cuarentena se extienda hasta finales de abril resulte  cierto; están las que, como mi mamá, son población vulnerable por padecer diabetes y tener 65 años, por enfrentarse además a la indiferencia de los varones, que en un despliegue de masculinidad dicen “no pasa nada” e ignoran las medidas básicas de higiene; y están las que, como yo, aunque jóvenes,  también entramos en ese grupo de riesgo por tener una enfermedad crónica, en éste caso: lupus.

En mi caso, tengo la posibilidad de hacer home office, sin embargo, aunque trato de tomar las medidas necesarias, lo cierto es que compartir techo con personas que no son conscientes de la situación por la que atravesamos, lo complica muchísimo.  También está la otra incertidumbre: qué hacer frente al desabasto, la desinformación y el individualismo que nos está dejando sin medicamento, que es necesario para nuestro día a día. Por otro laso, el hecho de vivirme abiertamente lesbiana, ha provocado que algunos miembros de mi familia me rechacen. En otras dinámicas, la posibilidad de salir a trabajar me da pauta para no exponerme a la lesbofobia, pero hoy, encerrada con esos familiares, los comentarios se han intensificado, y con ello mis crisis de ansiedad, pienso en todas las lesbianas pasando la cuarentena bombardeadas de comentarios misóginos y lesbofóbicos.

Pienso también en Marisol, la chica de 16 años que estaba por interrumpir su embarazo y, ahora, encerrada junto a su violador, le será casi imposible poder acceder a una clínica, o salir a comprar Misoprostol, porque su violador, es también su padre. Definitivamente la violencia contra las mujeres no sabe de virus ni cuarentenas. También llega a mi mente Paulina, que trabajando toda su vida en el tianguis de Ciudad Nezahualcóyotl, hoy sus ventanas han bajado casi el 70%, y qué decir de esas mujeres que parecen ser las olvidadas siempre, las mujeres indígenas, viviendo en contextos de alta marginación, en comunidades sin acceso al agua potable, sin la capacidad económica para comprar un gel antibacterial, jabón, cubrebocas, pisando la tierra descalzas, mujeres que pasarán más hambre de lo cotidiano, que si el virus alcanza esas comunidades, serán de las primeras en sufrir las consecuencias.

Yo, hoy me quedo en casa, observando la doble, hasta triple jornada de trabajo que recae en nuestros hombros, sabiendo que las médicas y enfermeras están poniendo la cuerpa, porque éstas son nuestras realidades. Pero, cuando la cuarentena termine, volveremos a las calles a seguir peleando condiciones de vida más dignas, saldremos de nuevo, a gritar por libertad y justicia.

 

 

Autora: Yadira López Velasco, nació en Oaxaca de Juárez. Es zapoteca, lesbiana y socióloga por UAM Azcapotzalco. Escribió “Hierbas contra la tristeza” y “Manual de vaporizaciones vaginales”, escribe poesía sobre el erotismo entre mujeres, sobre su ser indígena y sobre su ser mujer. Activista contra la gordafobia, imparte talleres sobre cartografía corporal, medicina tradicional y utiliza la escritura como proceso de sanación. Actualmente trabaja en la edición autónoma de su primer poemario donde recupera la genealogía lesbiana de su comunidad.

Ilustración: Sara Herranz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s