Carta a una niña que no se preocupa por el futuro

Ciudad de México, abril de 2020.

 

Dany:

Seguramente hoy no piensas en el futuro. Qué bueno, en realidad. No te quiero asustar, no quiero arruinarte esa infancia que no recuerdo, no te recuerdo muy bien. Qué fortuna fue nacer en un año par y eso, más adelante, sería parte de una tonta superstición que tendrías. Ahora qué te puedo decir, treinta años después, pequeña Daniela.

Te podría enlistar una serie de acontecimientos que verás y vivirás. Situaciones inimaginables para ti en este momento. Ahora creo que eres muy valiente al sonreír, pero también fuiste valiente al llorar cuando pudiste.

Te estoy escribiendo esto desde un escenario tan extraordinario que tu imaginación no pudo haber creado. Treinta años después estás encerrada en tu habitación, protegiéndote de un virus que ha cobrado vidas en distintas partes del mundo. No, no es un capítulo que nos puso a ver mi mamá de la Dimensión Desconocida, de hecho, está pasando.

Escribo mientras veo nuestras fotos. Nos veo en ese vestido pomposo con crinolina debajo que tanto picaba, no te preocupes, no los volverás a usar. Realmente, ni siquiera podrás volver a usar vestidos en mucho tiempo y, quizá no lo creas, pero te dará miedo usarlos en la calle, sí, miedo.

Si te contara quién eres ahora, tampoco lo creerías porque nunca pensaste mucho en tu futuro. No, Dany, no eres historiadora o arqueóloga. Ojalá pudiera preguntarte si te gusta este futuro, si no te decepciona estar donde estás, trabajando en lo que trabajas, siendo quien eres.

Me gustaría que no te hubieras sentido tan sola, me gustaría que hubieras podido hablar y decir lo que sentías. Que pudieses decir que tenías miedo. Lamento decirte que el miedo tampoco se va a ir, pero de alguna manera vives con el, aunque ya no le temes a la oscuridad, de hecho, se volverá tu cómplice.

Hoy quisiera tenerte aquí, porque en días como estos, me gustaría no aislarme de mi misma. Te necesito para que me recuerdes cómo es que se siente soñar, cómo se siente sonreír de forma tan cálida que lo sientes en tu interior, cómo se siente ser libre.

Te agradezco que empieces a escribir ese pequeño diario, lamento que haya sido porque te sentías sola. Lamento haberte hecho pasar por lugares donde no debiste estar, lamento haberte dejado de ver con amor y ternura.

Me hubiera gustado que esta carta fuera más alegre y alentadora, pero siento incertidumbre. La Daniela de ahora se preocupa mucho por el futuro y piensa demasiado. Lo siento, eso no se te va a quitar. Me gustaría contarte un final feliz, pero lo sigo construyendo y encontrando la manera de ver la luz en nuestra cabeza.

La buena noticia, a pesar de este escenario apocalíptico y de muchísimo desasosiego, es que creo que vas encontrando quién eres y lo que quieres. También, que estás rodeada de personas y, sobre todo, mujeres maravillosas. Te vas a seguir sintiendo sola y vas a estar sola, pero vas a tener muchas amigas con quien platicar, que aliviarán ese dolor punzante y constante que vas a sentir en el pecho.

Te prometo algo. Si sobrevivimos a esto, le voy a echar ganas por las dos ¿te parece? Voy a intentar confrontar el miedo, voy a volver a soñar, a ser libre y, a sentir que la alegría me enciende por dentro, por mí, por ti, por las dos.

Por cierto, Claudia sigue siendo tu amiga, y es una de las mujeres más increíbles que conoces, qué fortuna que la conociste desde chica.

Atentamente
Daniela del futuro que se preocupa por el futuro.

 

 

Autora: Daniela Caballero (1990) Chilanga, feminista y comunicóloga. Melómana sin remedio, amante de la fotografía, la escritura, el olor a libro nuevo y los chocolates.

Ilustración de: @karina_muscarina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s