Reflexiones sobre administración y coronavirus en México

En los recientes días me sorprende la cantidad de dinámicas que las páginas de algunas instituciones han ideado para mantenernos divertidos y ocupados. Hay, además, una inmensa oferta de cursos en línea. ¿Qué significa esto? Sólo puedo hablar desde mi experiencia, pues actualmente no estudio nada.

Trabajo en universidades como una especie de auxiliar más del tipo informal que necesario. Suelo pasar largas vacaciones sin goce de sueldo viviendo únicamente de lo que logro ahorrar durante los meses laborales, esto significa que paso una tercera parte del año sin recibir ingresos o si los recibo son de carácter casual. En este momento no podría definir a qué estrato socioeconómico pertenezco. Tengo una licenciatura y una carrera trunca las cuales no ejerzo, hablo un idioma extranjero y poseo  cierto bagaje literario. Es decir, mi preparación no es despreciable a pesar de no contar con un posgrado, pero soy pobre. Un guardia de seguridad gana más que yo, un auxiliar de empresas gana más que yo, el que vende pan en un triciclo gana más que yo, casi cualquiera gana más que yo. No tengo tele, no tengo conexión a internet en casa; cuando tengo trabajo y debo comer en la calle, como lo más barato, algo como tacos de guisado o tacos de canasta; cuando estoy de vacaciones como más sano, pero igual de pobre. Rara vez me doy el lujo de comprar fruta, dos veces al año compro un kilo de azúcar y tres, un litro de leche. No uso productos que los demás sí, como suavizante de ropa, no sólo por pobre, sino por considerarlo innecesario y contaminante. No tengo acceso a Uber porque no tengo tarjeta de crédito. Actualmente cuento con un plan de telefonía móvil que me permite acceder a redes sociales, algunos vídeos y algunas noticias. Con él no me sería posible tomar uno de los tantos cursos online que se ofrecen en la red, tampoco puedo ver películas. Tengo una visión austera de mi propia vida, aunque en este país hay gente más pobre que yo.

¿Cómo es que he logrado pasar largos meses en casa sin trabajar con poco dinero? Porque en las peores épocas no salgo, para ahorrar lo de los pasajes, y ¿cómo es que la gran mayoría de la gente necesita tantos cursos y concursos? Existe otro sector de la población: los profesionistas, y ellos no tienen tiempo, trabajan igual que si no hubiera pandemia, desde su casa o en su lugar de trabajo como los empleados de la construcción. Entonces, ¿a quién están dirigidos todos esos cursos?, ¿a los que ya estaban desempleados o a los que tienen empleos informales?, ¿a los estudiantes que ahora se ahorran el tiempo de traslado hacia sus escuelas?

Ahora, puede ser que un desempleado no tenga conexión a internet, entonces no podrá tomar los cursos. Me parece que en este país se ofrecen cosas a los que ya tienen cosas, lo que sirve para aumentar la brecha entre los que tienen algo y los que no tienen nada, porque aquellos podrán seguir acumulando conocimiento mientras que los demás no podemos hacer nada más que tratar de ahorrar. Sería deshonesto de mi parte no mencionar que también hablo desde una posición hasta cierto punto privilegiada, pues cuento con un espacio suficiente para vivir y una mínima, pero aun así lujosa conexión a internet por datos. También cuento con agua.

La colonia donde vivo es popular. Observo que llegan a vivir hasta cinco personas en un departamento de dos recámaras. Si bien el movimiento de la gente ha disminuido notoriamente entre semana, la vida continúa casi con normalidad los fines de semana. Los niños salen a jugar a las canchas, los señores se juntan de noche en la esquina para compartir cervezas y algo más, las señoras van al mercado con el esmero de la persona que preparará los alimentos para su familia, los chicos se juntan y bailan reguetón los viernes. Los vendedores pasan a todas horas: el del fierro viejo, el del gas, el de los tamales, el de las paletas, la del agua, el de la basura. Cuando voy a dejar mi basura al camión no observo que los recolectores tengan algún tipo de protección y a menudo deben vaciar los recipientes en el piso del vehículo para devolver la bolsa o el bote al usuario.

He pensado que tienen razón. Si yo tuviera que salir a trabajar todos los días y encontrarme con que tengo que abordar un autobús para llegar a mi trabajo, si conviviera con otras cuatro personas en una casa de 60 metros cuadrados o menos y compartiera un solo baño, haría exactamente lo mismo: saldría a divertirme. Quizás, incluso hasta negaría que existe el virus.

Entonces, Susana distancia está diseñada solo para cierto tipo de gente: profesionistas que pueden hacer home office, y que cuentan con un espacio suficiente en su hogar, todos los demás no están contemplados por el gobierno. Sin embargo, sí se están tomando medidas para cuando los contagios se presenten masivamente: el plan DN-III, compra de bolsas para los cadáveres, decisiones acerca de si se cremarán los cuerpos o no, recomendaciones sobre quién tendrá preferencia para un respirador. Es decir, se ha aceptado simplemente que los muertos serán los pobres y, como son muchos, habrá que administrar, eso sí, su muerte.

 

Autora: Claudia Régules Reyes. Nacida en Oaxaca hace muchos años. He colaborado en algunas revistas independientes ya desaparecidas y suplementos literarios como “El mollete literario”. Mi único premio fue una mención honorífica en un concurso de traducción de poesía del alemán al español hace ya algunos años. Cuento con una modesta publicación por parte de la UNAM, del IIJ. Tengo una licenciatura en Ciencia Políticas y un paseo muy grato por otra licenciatura que duró dos años. Sin embargo, la mayor parte de mi vida he amado la literatura y en segundo lugar, la danza. Sólo puedo decir como Sábato: “Me arrepiento de todo en mi vida y no me arrepiento de nada”.

Ilustración de: pnitas.es

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s