El llanto de la luna

Largo rostro de luna perdido entre la noche,

sepultado en el llanto o la bruma.

Con barro y aliento, luz bifurcada emerge

procreando rayos amorfos

que levemente iluminan los prados.

Su corazón vacilante,

vaga errante junto a Tellus;

sucumbe ante la duda,

quedándose dormida hasta el alba.

Largo rostro de luna, ¿por qué lloras?

pregunta la aurora – casi afligida-.

Bajo el cielo que te abriga,

multitudes ruegan: no llores más.

Mas el astro, cegado por tristezas,

empalma su daga al pecho

donde recuerdos rutilan con la herida;

así, el último hálito apaga la vida

y esta se desvanece en tinieblas.

Autora: Hanary Hernández. Nací en enero, hace algún tiempo ya; bautizada con este nombre peculiar que encaja, de alguna manera, con mi personalidad. Soy hondureña y resido en una pequeña ciudad de ese país. Para mí, la literatura combina lo más fascinante de la vida: el arte y la palabra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s