Aquí no pasa nada

Naciste una noche estrellada, con tus manitas frágiles, eras tan suave
Estabas tan alegre, llorabas mucho cuando sentiste mis manos viejas y duras
Lloraste más y entendiste que me amarías en esta vida y en la otra,
Vi a mi niña gatear, eras como una paloma, libre.

Fui yo quien te alimentó, fui yo quien cambió tus pañales
Vi crecer a mi árbol, quería que tus raíces sean fuertes, difícil de derrumbarse,
En primavera sonreíste, en verano apagaste tu sonrisa,
En otoño te alejaste, en invierno te maquillaron el cuerpo.

Te maquillaron el rostro, dejaste de perfumarte
Te cortaron las alas y fuiste prisionera, viviste en una cárcel,
Probaste el dolor en carne propia,
Olvidaste el dolor y perdonaste a tu asesino por amor a tus hijos.

Esa noche amarga te quitó segundos, minutos, horas, días , años de vida
Te convirtieron en una oveja a quién degollaron sin piedad,
Tu sangre corría con el silencio guardado
Y el juez dijo “aquí no pasa nada” y lo olvidaron.

Fuiste una historia, un cuento para la prensa local
Mientras mi alma no encontraba consuelo,
Mi corazón se rompió en mil pedazos
Soy una madre que llora la pérdida de mi polluelo.

Autora: Yuliana Yackelin Mamani Condori. Nací en 2003 en el distrito de Challabamba, Provincia de Paucartambo (Cusco), Perú. Inicié mi pasión por la literatura a la edad de 14 años, donde dedicaba cada verso a mi madre. En el 2020 empecé a estudiar Administración de negocios y al mismo tiempo mi camino para ser escritora.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s